Salsa de Zanahorias para Albóndigas

Descubre cómo hacer una deliciosa salsa de zanahorias para acompañar tus albóndigas. Una opción saludable y llena de sabor. ¡No te lo pierdas!

Ingredientes

Preparación

  1. Pelar y cortar las zanahorias en rodajas.
  2. Picar finamente la cebolla y los dientes de ajo.
  3. En una sartén grande, calentar el aceite de oliva y derretir la mantequilla a fuego medio.
  4. Agregar la cebolla y el ajo picados a la sartén y cocinar hasta que estén dorados y fragantes.
  5. Añadir las zanahorias en rodajas a la sartén y cocinar hasta que estén tiernas.
  6. Agregar el caldo de pollo a la sartén y llevar a ebullición.
  7. Reducir el fuego y cocinar a fuego lento durante unos 10 minutos, hasta que las zanahorias estén completamente cocidas.
  8. Retirar la sartén del fuego y dejar enfriar ligeramente.
  9. Transferir la mezcla de zanahorias a una licuadora o procesador de alimentos y triturar hasta obtener una mezcla suave.
  10. Volver a colocar la mezcla de zanahorias en la sartén y añadir la crema de leche.
  11. Cocinar a fuego lento durante unos minutos, revolviendo constantemente, hasta que la salsa esté caliente.
  12. Condimentar con sal y pimienta al gusto.
  13. Servir la salsa de zanahorias caliente sobre las albóndigas o cualquier otro plato de tu elección.
Salsa de Zanahorias para Albóndigas

Deja un comentario