Rodaballo en Salsa con Gambas

El rodaballo en salsa con gambas es un exquisito plato marino que combina la textura suave y delicada del rodaballo con el sabor intenso de las gambas. Esta receta es perfecta para sorprender a tus invitados en una ocasión especial o simplemente para disfrutar de una comida deliciosa y saludable en casa. Sigue leyendo para descubrir cómo preparar esta deliciosa receta paso a paso.

Ingredientes

Preparación

  1. Pelar y picar finamente la cebolla, los dientes de ajo y el pimiento rojo.
  2. Pelar y cortar en rodajas finas la zanahoria.
  3. Pelar y picar el tomate.
  4. En una cazuela grande, calentar un poco de aceite de oliva y añadir la cebolla, el ajo y el pimiento
  5. Añadir la zanahoria y el tomate picado a la cazuela y cocinar durante unos minutos.
  6. Mientras tanto, limpiar y pelar las gambas.
  7. Agregar las gambas a la cazuela y cocinar durante 2-3 minutos hasta que estén rosadas.
  8. Retirar las gambas de la cazuela y reservar.
  9. Enharinar ligeramente el rodaballo y añadirlo a la cazuela
  10. Añadir el vino blanco y dejar que se evapore durante unos minutos.
  11. Verter el caldo de pescado en la cazuela y llevar a ebullición.
  12. Reducir el fuego a medio-bajo y cocinar durante aproximadamente 15-20 minutos, hasta que el rodaballo esté cocido.
  13. Añadir las gambas reservadas a la cazuela y cocinar durante 2-3 minutos más.
  14. Sazonar con sal y pimienta al gusto.
  15. Espolvorear con perejil picado antes de servir.
  16. Servir el rodaballo en salsa con gambas caliente y acompañar con arroz blanco o patatas al horno.
Rodaballo en Salsa con Gambas

La cantidad ideal de rodaballo por comensal: ¡descubre cuántos gramos necesitas!

El rodaballo es un delicioso pescado blanco muy apreciado en la gastronomía. Si estás pensando en preparar rodaballo para tus comensales y quieres asegurarte de servir la cantidad adecuada, es importante tener en cuenta algunos factores.

Receta:  Receta de Gulas con Gambas y Huevos

En promedio, se recomienda calcular aproximadamente 200 gramos de rodaballo por comensal. Sin embargo, esto puede variar dependiendo de diferentes aspectos.

En primer lugar, debes considerar el tipo de preparación que vas a realizar. Si vas a servir el rodaballo como plato principal, es recomendable aumentar la cantidad a unos 250 gramos por persona. En cambio, si el rodaballo va a ser parte de un menú más completo, con otros platos, puedes reducir la cantidad a unos 150 gramos por persona.

Otro factor importante a tener en cuenta es el apetito de tus comensales. Si sabes que tienes invitados con un apetito voraz, puedes aumentar la cantidad de rodaballo por persona. Por el contrario, si tus invitados suelen comer menos, puedes reducir la cantidad.

Recuerda que estos son solo valores aproximados y que siempre es mejor calcular un poco más para evitar quedarse corto. Además, no olvides acompañar el rodaballo con deliciosas guarniciones y salsas para complementar el plato.

Deja un comentario