Recetas con calabacín y pollo

Descubre deliciosas recetas que combinan el calabacín y el pollo. Una opción saludable y llena de sabor para disfrutar en cualquier ocasión. Prueba el pollo relleno de calabacín al horno o unas jugosas brochetas de pollo y calabacín a la parrilla. Un dúo perfecto para satisfacer tu paladar y cuidar tu alimentación.

Ingredientes

Preparación

  1. Cortar los calabacines en rodajas gruesas.
  2. Cortar las pechugas de pollo en trozos pequeños.
  3. Picar la cebolla y los dientes de ajo.
  4. En una sartén grande, calentar un poco de aceite de oliva a fuego medio.
  5. Añadir la cebolla y el ajo picados y cocinar hasta que estén dorados.
  6. Agregar los trozos de pollo a la sartén y cocinar hasta que estén dorados por todos los lados.
  7. Añadir las rodajas de calabacín a la sartén y cocinar hasta que estén tiernas.
  8. Condimentar con sal, pimienta y orégano al gusto.
  9. Si se desea, espolvorear queso rallado sobre la mezcla y dejar que se derrita.
  10. Servir caliente y disfrutar.
Recetas con calabacín y pollo

Deliciosas formas de disfrutar el calabacín en tus comidas

El calabacín es una verdura versátil y deliciosa que se puede disfrutar de muchas formas diferentes en tus comidas. Ya sea que prefieras cocinarlo al horno, a la parrilla o en sopas y ensaladas, hay muchas opciones para aprovechar al máximo este vegetal.

Una forma deliciosa de disfrutar el calabacín es cortarlo en rodajas y asarlo a la parrilla. Esto le dará un sabor ahumado y una textura tierna y crujiente. Puedes sazonarlo con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta, o agregarle hierbas frescas como el romero o el tomillo para realzar su sabor.

Receta:  Lomo con Hojaldre, Bacon y Queso

Otra opción es rellenar el calabacín con una mezcla de carne picada, verduras y queso, y hornearlo hasta que esté dorado y burbujeante. Esta es una excelente manera de incorporar más vegetales a tu dieta y crear una comida completa y nutritiva.

Si prefieres algo más ligero, puedes rallar el calabacín y usarlo como base para una ensalada fresca. Combínalo con tomates cherry, pepino, aceitunas y queso feta, y adereza con un poco de aceite de oliva y jugo de limón. Obtendrás una ensalada refrescante y llena de sabor.

Deja un comentario