Receta de Paté de Hígado de Pollo

Aprende a preparar un delicioso paté de hígado de pollo en solo unos minutos. Perfecto para servir como aperitivo o acompañamiento en tus comidas. Su sabor suave y cremoso hará las delicias de todos tus invitados. ¡No dudes en probarlo!

Ingredientes

Preparación

  1. En una sartén grande, derretir la mantequilla a fuego medio.
  2. Agregar la cebolla picada y los dientes de ajo picados a la sartén y cocinar hasta que estén dorados y fragantes.
  3. Agregar el hígado de pollo a la sartén y cocinar hasta que esté completamente cocido y no haya rastros de rosa en el centro.
  4. Agregar el vino blanco a la sartén y cocinar por unos minutos para que se evapore el alcohol.
  5. Condimentar con sal, pimienta, tomillo seco y nuez moscada y mezclar bien.
  6. Retirar la sartén del fuego y dejar enfriar ligeramente.
  7. Transferir la mezcla de hígado de pollo a una licuadora o procesadora de alimentos y triturar hasta obtener una textura suave y cremosa.
  8. Añadir la crema de leche a la mezcla y pulsar nuevamente para combinar todos los ingredientes.
  9. Verificar la sazón y ajustar si es necesario.
  10. Transferir el paté de hígado de pollo a un recipiente y refrigerar durante al menos una hora para que se asienten los sabores.
  11. Servir el paté de hígado de pollo con pan tostado o galletas saladas
Receta de Paté de Hígado de Pollo

Consejos para mantener fresco y delicioso el paté de hígado casero

Cuando preparamos un delicioso paté de hígado casero, queremos asegurarnos de que se mantenga fresco y sabroso durante el mayor tiempo posible. Aquí te compartimos algunos consejos para lograrlo:

  1. Almacenamiento adecuado: Es fundamental guardar el paté en un recipiente hermético en el refrigerador. Esto ayudará a mantenerlo fresco y evitará la proliferación de bacterias.
  2. Consumir en un tiempo razonable: Aunque el paté de hígado casero puede durar varios días en el refrigerador, es recomendable consumirlo dentro de una semana para asegurar su frescura y sabor.
  3. Evitar la contaminación cruzada: Al servir el paté, utiliza siempre utensilios limpios para evitar la contaminación con otros alimentos que puedan contener bacterias dañinas.
  4. Descongelar correctamente: Si tienes paté de hígado congelado, es importante descongelarlo en el refrigerador y no a temperatura ambiente. Esto evitará el crecimiento de bacterias y mantendrá su sabor.
  5. Controlar la temperatura: Durante los días calurosos, es recomendable mantener el paté en la parte más fría del refrigerador para evitar que se estropee antes de tiempo.
Receta:  Hamburguesa de Pavo y Espinacas

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de un paté de hígado casero delicioso y fresco durante más tiempo.

Anuncio

Deliciosas recetas para preparar paté casero

El paté casero es una deliciosa opción para preparar aperitivos o entrantes en cualquier ocasión. A continuación, te presentamos algunas recetas fáciles y sabrosas para disfrutar de este exquisito plato.

1. Paté de hígado de pollo: Comienza dorando el hígado de pollo en una sartén con mantequilla. Luego, añade cebolla, ajo y hierbas de tu elección. Cocina hasta que esté tierno y tritura todo en un procesador de alimentos. Agrega sal, pimienta y una pizca de brandy para realzar el sabor.

2. Paté de champiñones: Saltea champiñones picados con cebolla y ajo en mantequilla. Añade un poco de caldo de pollo y cocina hasta que estén tiernos. Tritura la mezcla en una licuadora hasta obtener una textura suave. Añade crema de leche y sazona con sal, pimienta y nuez moscada.

3. Paté de salmón ahumado: Mezcla salmón ahumado, queso crema, jugo de limón y eneldo fresco en un procesador de alimentos hasta obtener una textura suave y uniforme. Agrega sal y pimienta al gusto. Sirve con tostadas o galletas saladas.

Estas recetas son solo algunas opciones para preparar paté casero. ¡Experimenta con diferentes ingredientes y sabores para crear tus propias versiones y sorprende a tus invitados con deliciosos patés caseros!

Deja un comentario