Pudin de Bizcocho con Flan Royal

Descubre cómo hacer un delicioso pudin de bizcocho con Flan Royal. Una receta sencilla y económica que te cautivará con su textura y sabor. Ideal para sorprender a tus invitados o disfrutar en familia. ¡No te pierdas esta deliciosa combinación de sabores!

Ingredientes

Preparación

  1. En un bol, batir los huevos junto con el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Calentar la leche en una olla hasta que esté caliente, pero sin que llegue a hervir.
  3. Añadir la leche caliente a la mezcla de huevos y azúcar, y mezclar bien.
  4. Desmenuzar el bizcocho y agregarlo a la mezcla anterior, removiendo para que se empape bien.
  5. Preparar el flan Royal siguiendo las instrucciones del sobre, utilizando los 500 ml de agua.
  6. Verter el caramelo líquido en el fondo de un molde apto para horno, si se desea.
  7. Verter la mezcla de pudin de bizcocho en el molde, asegurándose de que quede bien distribuida.
  8. Verter con cuidado el flan Royal sobre la mezcla de pudin de bizcocho en el molde.
  9. Precalentar el horno a 180 grados Celsius.
  10. Colocar el molde dentro de una bandeja con agua caliente, creando un baño maría.
  11. Hornear durante aproximadamente 1 hora, o hasta que al insertar un palillo en el centro del pudin, este salga limpio.
  12. Retirar del horno y dejar enfriar antes de desmoldar.
  13. Refrigerar por al menos 2 horas antes de servir.
  14. Disfrutar del delicioso pudin de bizcocho con flan Royal.
Pudin de Bizcocho con Flan Royal

Descubre los secretos del delicioso pudin en repostería

El pudin es uno de los postres más deliciosos y versátiles en la repostería. Su suave textura y sabores irresistibles hacen de este dulce una opción perfecta para cualquier ocasión. Pero, ¿cuáles son los secretos para lograr un pudin perfecto?

Receta:  Flan de Leche Condensada en 5 minutos

Primero, es importante escoger los ingredientes adecuados. La elección de la leche, los huevos y el azúcar de calidad es fundamental para obtener un resultado óptimo. Además, añadir un toque de esencia de vainilla o ralladura de limón puede realzar el sabor del pudin.

Otro secreto es la cocción. Es importante cocinar el pudin a fuego lento para que se cocine de manera uniforme y no se formen grumos. Además, es recomendable utilizar un molde adecuado y engrasado para que el pudin no se pegue.

Por último, un truco para conseguir un pudin más cremoso es dejar reposar la mezcla en la nevera antes de cocinarla. Esto permitirá que los sabores se mezclen y que el pudin adquiera una textura más suave.

Deja un comentario