Pasta con Langostinos y Verduras

Descubre una deliciosa receta de pasta con langostinos y verduras, perfecta para sorprender a tus invitados en una cena especial. La combinación de sabores y texturas hará de este plato una opción irresistible para los amantes de la cocina mediterránea. Sigue los pasos sencillos y disfruta de una comida llena de sabor y color.

Ingredientes

Preparación

  1. Cocer la pasta según las instrucciones del paquete.
  2. En una sartén grande, calentar un poco de aceite de oliva.
  3. Agregar el ajo y la cebolla picados y cocinar hasta que estén dorados.
  4. Añadir el pimiento rojo, la zanahoria y el calabacín picados y cocinar hasta que estén tiernos.
  5. Agregar los langostinos pelados y desvenados y cocinar hasta que estén rosados y bien cocidos.
  6. Incorporar los tomates cherry cortados por la mitad y cocinar durante unos minutos hasta que estén ligeramente suaves.
  7. Sazonar con sal y pimienta negra al gusto.
  8. Escurrir la pasta y agregarla a la sartén con las verduras y langostinos.
  9. Mezclar bien para que todos los ingredientes se combinen.
  10. Si lo deseas, añadir un poco de caldo de pescado para darle más sabor.
  11. Cocinar por unos minutos más, revolviendo ocasionalmente.
  12. Espolvorear con perejil fresco picado antes de servir.
  13. ¡Disfrutar de la pasta con langostinos y verduras!
Pasta con Langostinos y Verduras

Descubriendo el origen del delicioso tallarín

El tallarín es uno de los platos más populares y deliciosos de la cocina internacional. Su origen, sin embargo, es un misterio que ha intrigado a los expertos durante años. Aunque se asocia comúnmente con la cocina italiana, su verdadero origen se remonta a la antigua China.

Receta:  Pasta con Anchoas y Alcaparras

Según los registros históricos, los chinos fueron los primeros en inventar el tallarín durante la dinastía Han, hace más de 2.000 años. Estos fideos eran conocidos como mian, y se elaboraban a partir de una masa de harina de trigo y agua. Con el tiempo, los tallarines se fueron extendiendo por toda Asia, llegando a países como Japón y Corea.

Fue a través de las rutas comerciales de la antigua Ruta de la Seda que los tallarines llegaron a Europa, específicamente a Italia. Los italianos, conocidos por su amor por la pasta, adoptaron rápidamente esta nueva delicia culinaria y la incorporaron a su propia gastronomía. Así fue como los tallarines se convirtieron en un elemento básico de la cocina italiana y se popularizaron en todo el mundo.

Deja un comentario