Muslitos de Pollo al Horno Crujientes

Descubre cómo lograr unos deliciosos muslitos de pollo al horno con una textura crujiente.

Ingredientes

Preparación

  1. Precalentar el horno a 200°C.
  2. En un plato, mezclar sal, pimienta, ajo en polvo y paprika al gusto.
  3. Sazonar los muslos de pollo con la mezcla de especias por ambos lados.
  4. En otro plato, colocar pan rallado.
  5. En un tercer plato, colocar harina.
  6. En un cuarto plato, batir un huevo.
  7. Tomar un muslo de pollo sazonado y pasarlo por harina, asegurándose de que esté bien cubierto.
  8. Luego, sumergir el muslo de pollo en el huevo batido, asegurándose de que esté cubierto por completo.
  9. A continuación, pasar el muslo de pollo por el pan rallado, presionando ligeramente para que se adhiera bien.
  10. Repetir los pasos 7, 8 y 9 con cada muslo de pollo.
  11. Calentar aceite de oliva en una sartén a fuego medio-alto.
  12. Freír los muslos de pollo por ambos lados hasta que estén dorados y crujientes.
  13. Retirar los muslos de pollo de la sartén y colocarlos en una bandeja apta para horno.
  14. Hornear los muslos de pollo durante aproximadamente 20-25 minutos o hasta que estén completamente cocidos.
  15. Retirar del horno y dejar reposar unos minutos antes de servir.
  16. Servir los muslitos de pollo al horno crujientes y disfrutar.
Muslitos de Pollo al Horno Crujientes

Descubre todo sobre los deliciosos muslitos de pollo

Los muslitos de pollo son una parte muy sabrosa y jugosa del pollo que puede ser preparada de muchas formas diferentes. Son una opción popular para los amantes de la carne debido a su textura tierna y su sabor delicioso.

Receta:  Salsa para Solomillo de Ternera Arguiñano

Una de las formas más comunes de cocinar los muslitos de pollo es asándolos en el horno. Esto les da un exterior crujiente y dorado, mientras que el interior se mantiene jugoso y tierno. Puedes sazonarlos con tus especias favoritas, como ajo, pimentón y romero, para darles aún más sabor.

Otra opción es cocinar los muslitos de pollo a la parrilla. Esto les da un sabor ahumado y los hace perfectos para una barbacoa o una comida al aire libre. Puedes marinarlos previamente en una mezcla de salsa de soja, miel y limón para obtener un sabor extra delicioso.

Además de asarlos o cocinarlos a la parrilla, también puedes hacer muslitos de pollo al horno con salsa. Puedes cubrirlos con una salsa de tomate casera o una salsa de mostaza y miel para darles un toque extra de sabor.

Deja un comentario