Espárragos frescos a la plancha

Descubre cómo preparar unos deliciosos espárragos frescos a la plancha en solo unos minutos. Una opción saludable y fácil de hacer para disfrutar de todo el sabor de esta verdura. ¡No te pierdas esta receta!

Ingredientes

Preparación

  1. Lava y corta los extremos duros de los espárragos frescos.
  2. Calienta una sartén o parrilla a fuego medio-alto.
  3. En un recipiente aparte, mezcla el aceite de oliva, la sal y la pimienta negra molida.
  4. Unta los espárragos con la mezcla de aceite, sal y pimienta.
  5. Coloca los espárragos en la sartén o parrilla caliente.
  6. Cocina los espárragos durante unos 3-5 minutos por cada lado, hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.
  7. Opcionalmente, exprime un poco de jugo de limón sobre los espárragos antes de servir.
  8. Sirve los espárragos frescos a la plancha como guarnición o como plato principal
Espárragos frescos a la plancha

Deliciosas opciones para disfrutar los espárragos crudos

Los espárragos son una verdura deliciosa y versátil que puede disfrutarse de muchas formas diferentes. Una opción interesante es comerlos crudos, lo cual resalta su sabor fresco y crujiente. Aquí te presentamos algunas deliciosas opciones para disfrutar los espárragos crudos:

Ensalada de espárragos crudos: Corta los espárragos en rodajas finas y mézclalos con una vinagreta de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Agrega algunos tomates cherry cortados por la mitad y queso feta desmenuzado. Esta ensalada es refrescante y llena de sabor.

Wraps de espárragos: Extiende una hoja de lechuga grande y coloca en el centro algunos espárragos crudos. Agrega rodajas de aguacate, tomate y un poco de queso crema. Enrolla la hoja y disfruta de un delicioso wrap fresco y lleno de nutrientes.

Receta:  Crema de porros y pastanaga

Picoteo de espárragos: Simplemente corta los espárragos en trozos pequeños y sírvelos con una salsa de yogur con hierbas frescas. Esta opción es perfecta para una reunión o como aperitivo saludable.

Estas son solo algunas ideas para disfrutar los espárragos crudos. ¡Experimenta y descubre tu manera favorita de degustar esta deliciosa verdura!

La parte del espárrago que no se debe comer: ¿Sabes cuál es?

El espárrago es una verdura deliciosa y muy versátil en la cocina. Sin embargo, no todas las partes del espárrago son comestibles. ¿Sabías que hay una parte del espárrago que no se debe comer?

La parte que no se debe comer del espárrago es el extremo fibroso y leñoso. Esta parte se encuentra en la base del espárrago y es fácilmente reconocible, ya que tiene una textura más dura y un color más oscuro. Es importante retirar esta parte antes de cocinar o comer los espárragos, ya que puede ser difícil de digerir y arruinar la textura suave y tierna del resto del espárrago.

La forma más sencilla de identificar y eliminar la parte no comestible del espárrago es doblar suavemente el tallo hasta que se rompa naturalmente. El espárrago se romperá justo en el punto donde lo comestible se encuentra con lo no comestible. Después de romper el espárrago, simplemente desecha la parte fibrosa y utiliza el resto para tus preparaciones culinarias.

Recuerda siempre elegir espárragos frescos y de buena calidad para disfrutar de su sabor y nutrientes. Ahora que sabes cuál es la parte del espárrago que no se debe comer, ¡disfruta de esta deliciosa verdura de la manera correcta!

Deja un comentario