Crema de Espárragos Blancos sin Patata

Descubre cómo hacer una deliciosa crema de espárragos blancos sin necesidad de utilizar patatas en la receta. La combinación de los espárragos con otros ingredientes te sorprenderá por su sabor y textura. Una opción perfecta para aquellos que buscan una alternativa más ligera y saludable.

Ingredientes

Preparación

  1. Lava y corta los espárragos en trozos pequeños.
  2. Pela y pica finamente la cebolla y los dientes de ajo.
  3. En una olla grande, añade un poco de aceite de oliva y calienta a fuego medio.
  4. Agrega la cebolla y el ajo picados y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.
  5. Añade los espárragos a la olla y cocínalos durante unos minutos, removiendo ocasionalmente.
  6. Vierte el caldo de verduras en la olla y lleva a ebullición.
  7. Reduce el fuego y deja que los espárragos se cocinen a fuego lento durante unos 15-20 minutos, hasta que estén tiernos.
  8. Retira la olla del fuego y deja que la sopa se enfríe un poco.
  9. Utilizando una licuadora o una batidora de inmersión, tritura la sopa hasta obtener una textura suave.
  10. Vuelve a colocar la sopa en la olla y añade la leche evaporada.
  11. Vuelve a calentar la sopa a fuego medio-bajo, removiendo constantemente hasta que esté caliente.
  12. Añade sal y pimienta al gusto.
  13. Sirve la crema de espárragos caliente y disfruta.
Crema de Espárragos Blancos sin Patata

Creativas ideas para aprovechar el agua de cocción de los espárragos

El agua de cocción de los espárragos es un ingrediente que a menudo se desecha, pero en realidad tiene muchas aplicaciones creativas y beneficiosas. A continuación, te presentamos algunas ideas para aprovechar al máximo el agua de cocción de los espárragos:

Receta:  Bechamel de Calabacín en Thermomix

Sopa de espárragos: Utiliza el agua de cocción como base para preparar una deliciosa sopa de espárragos. Agrega los espárragos cocidos y otros ingredientes como cebolla, ajo y caldo de verduras. Cocina a fuego lento hasta que los sabores se mezclen y sirve caliente.

Caldo de vegetales: El agua de cocción de los espárragos se puede utilizar como caldo de vegetales casero. Puedes congelarlo en pequeñas porciones y utilizarlo más adelante como base para sopas, salsas o guisos.

Agua aromatizada: Deja enfriar el agua de cocción y añade rodajas de limón, hojas de menta o pepino para obtener una refrescante agua aromatizada. Puedes disfrutarla sola o utilizarla como base para preparar cócteles sin alcohol.

Fertilizante para plantas: El agua de cocción de los espárragos contiene nutrientes que pueden ser beneficiosos para tus plantas. Deja que el agua se enfríe por completo y úsala para regar tus plantas de interior o exterior.

No dejes que el agua de cocción de los espárragos se desperdicie, ¡aprovecha su sabor y beneficios de manera creativa!

Descubre el delicioso mundo de los espárragos frescos

Los espárragos frescos son una verdadera delicia que no puedes dejar de probar. Este vegetal, originario de la región mediterránea, se ha convertido en uno de los ingredientes más apreciados en la gastronomía internacional.

Su sabor suave y delicado, combinado con su textura tierna y crujiente, hacen de los espárragos frescos una opción perfecta para preparar platos saludables y llenos de sabor. Puedes disfrutarlos tanto crudos en ensaladas, como cocidos, a la parrilla o salteados en diferentes recetas.

Además de su exquisito sabor, los espárragos frescos son una excelente fuente de nutrientes esenciales para nuestro organismo. Son ricos en vitaminas A, C, E y K, así como en minerales como el hierro y el potasio. También contienen antioxidantes que ayudan a proteger nuestras células del daño causado por los radicales libres.

Receta:  Alcachofas de Bote a la Plancha

Para disfrutar al máximo de los beneficios de los espárragos frescos, es importante elegir los de mejor calidad. Busca aquellos tallos firmes, rectos y de color verde brillante. Evita los que presenten manchas o puntas marchitas.

Deja un comentario