Cómo hacer flan de chocolate con Flanin el Niño

El Flanin el Niño es un producto versátil que puede ser utilizado para crear deliciosos postres, como el flan de chocolate. Con su sabor único y cremosidad, este flan se convertirá en el favorito de grandes y chicos. Sigue nuestra receta paso a paso y disfruta de este exquisito postre en casa. ¡No te arrepentirás!

Ingredientes

Preparación

  1. Preparar el caramelo líquido y verterlo en el fondo de un molde para flan.
  2. En una olla, calentar la leche a fuego medio hasta que esté caliente pero no hirviendo.
  3. En otro recipiente aparte, mezclar el sobre de Flanin el Niño sabor chocolate con el azúcar y los huevos
  4. Agregar gradualmente la leche caliente a la mezcla de Flanin el Niño, azúcar y huevos
  5. Añadir el chocolate negro rallado o picado a la mezcla y seguir removiendo hasta que se derrita completamente.
  6. Verter la mezcla en el molde sobre el caramelo líquido.
  7. Colocar el molde en una bandeja para hornear más grande y llenarla con agua caliente hasta la mitad del molde para hacer un baño maría.
  8. Precalentar el horno a 180°C y hornear el flan durante aproximadamente 45 minutos o hasta que esté firme al tacto.
  9. Retirar el molde del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente.
  10. Refrigerar el flan durante al menos 2 horas para que se cuaje y tome consistencia.
  11. Desmoldar el flan en un plato y servir frío.
  12. Decorar al gusto antes de servir, si se desea.
Cómo hacer flan de chocolate con Flanin el Niño

Secretos para mantener tu flan casero fresco y delicioso

1. Utiliza ingredientes frescos y de calidad: Para obtener un flan casero fresco y delicioso, es fundamental utilizar ingredientes frescos y de calidad. Esto incluye huevos frescos, leche fresca y vainilla de buena calidad. Evita utilizar ingredientes vencidos o en mal estado, ya que pueden afectar el sabor y la textura del flan.

Receta:  Sorbete de Limón con Leche Condensada

2. Cuida el tiempo de cocción: El tiempo de cocción es clave para obtener un flan perfecto. Es importante seguir las indicaciones de la receta y no sobrepasar el tiempo recomendado. Un flan sobre cocido puede quedar seco y con una textura desagradable.

3. Enfría correctamente: Después de cocinar el flan, es importante dejarlo enfriar a temperatura ambiente antes de refrigerarlo. Una vez frío, cúbrelo con papel film o una tapa hermética para evitar que absorba olores del refrigerador. También es recomendable consumirlo dentro de los primeros tres días para asegurarte de que esté fresco y en su punto.

4. Al servir, decora al gusto: Para darle un toque especial a tu flan casero, puedes decorarlo al gusto. Puedes añadirle frutas frescas, como fresas o kiwis, o incluso un poco de crema batida. La presentación visual también es importante para disfrutar al máximo de esta delicia.

5. Guarda en el refrigerador: Si deseas mantener tu flan casero fresco por más tiempo, guárdalo en el refrigerador. Asegúrate de que esté bien tapado para evitar la formación de cristales de hielo y para mantener su sabor y textura intactos.

Descubre los secretos de los deliciosos flanes

Los flanes son un postre clásico que deleita a grandes y pequeños por su textura suave y sabor dulce. Pero, ¿sabías que hay secretos detrás de estos deliciosos postres? Descubre algunos de ellos con nosotros.

El primer secreto para obtener un flan perfecto es utilizar ingredientes de calidad. Los huevos deben ser frescos y la leche y el azúcar deben ser de buena calidad. Además, la vainilla y el caramelo son dos ingredientes clave que le dan ese sabor característico al flan.

Receta:  Tarta de Hojaldre con Crema Pastelera y Frutas del Bosque

Otro secreto está en la cocción. El flan se cocina al baño maría, lo que significa que se coloca dentro de un molde y este se coloca dentro de otro recipiente con agua caliente. Esta técnica permite que el flan se cocine de manera uniforme y adquiera esa textura suave y cremosa.

Además, es importante no abrir el horno mientras el flan se está cocinando. La fluctuación de temperatura puede afectar la consistencia del flan y hacer que se agriete.

Por último, el tiempo de reposo también es clave. Después de retirar el flan del horno, es importante dejarlo enfriar a temperatura ambiente antes de refrigerarlo. Esto permitirá que el flan se asiente y adquiera su textura final.

Con estos secretos y algunos trucos más, podrás sorprender a tus invitados con flanes deliciosos y perfectos. ¡Anímate a descubrir el maravilloso mundo de los flanes!

Deja un comentario