Cómo cocer espárragos blancos congelados

Cocer espárragos blancos congelados es fácil y rápido. Solo necesitas hervir agua, agregar los espárragos y cocinar por unos minutos hasta que estén tiernos. Luego, puedes disfrutar de su delicioso sabor y textura en tus platos favoritos. ¡Anímate a probarlos!

Ingredientes

Preparación

  1. Llenar una olla con agua.
  2. Añadir sal al agua.
  3. Poner la olla a fuego medio-alto y llevar el agua a ebullición.
  4. Añadir los espárragos blancos congelados al agua hirviendo.
  5. Cocinar los espárragos durante 5-7 minutos, o hasta que estén tiernos.
  6. Retirar los espárragos del agua caliente y escurrir.
  7. Servir los espárragos cocidos como guarnición o como parte de una receta.
Cómo cocer espárragos blancos congelados

Cómo preparar deliciosos espárragos blancos en conserva desde cero

Aprender cómo preparar deliciosos espárragos blancos en conserva desde cero es una excelente manera de disfrutar de esta sabrosa verdura durante todo el año. Los espárragos blancos en conserva son versátiles y se pueden utilizar en una variedad de platos, desde ensaladas hasta tartas y revueltos.

Para empezar, necesitarás espárragos blancos frescos. Elige espárragos firmes y de buen aspecto. Lávalos y córtalos a la longitud adecuada para que quepan en tus frascos de conserva.

A continuación, prepara una salmuera con agua, sal y vinagre. La salmuera ayudará a preservar los espárragos y a mantener su sabor y textura. Hierve la salmuera y luego sumerge los espárragos en ella durante unos minutos.

Luego, esteriliza tus frascos y tapas hirviéndolos en agua caliente. Coloca los espárragos en los frascos, asegurándote de que estén bien apretados.

Finalmente, vierte la salmuera caliente sobre los espárragos en los frascos, dejando un poco de espacio en la parte superior. Asegúrate de que los espárragos estén completamente cubiertos por la salmuera.

Receta:  Quiche de Calabacín con Hojaldre

Sella los frascos y colócalos en un lugar fresco y oscuro durante al menos una semana para que los sabores se desarrollen. Después de ese tiempo, tus deliciosos espárragos blancos en conserva estarán listos para disfrutar.

Guía práctica para conservar los espárragos blancos frescos en el congelador

Los espárragos blancos son una deliciosa y nutritiva opción para incluir en nuestras comidas. Sin embargo, a veces es difícil consumirlos antes de que se echen a perder. Una excelente forma de conservar su frescura por más tiempo es congelándolos. A continuación, te presentamos una guía práctica para que puedas disfrutar de espárragos blancos frescos en cualquier momento:

  1. Selección de espárragos: Elige espárragos blancos frescos y de buena calidad. Asegúrate de que estén firmes y sin manchas.
  2. Limpieza adecuada: Lava los espárragos en agua fría para eliminar cualquier suciedad. Luego, corta aproximadamente un centímetro de los extremos duros.
  3. Blanqueado de los espárragos: Hierve agua en una olla grande y añade sal. Sumerge los espárragos en el agua hirviendo durante aproximadamente 2 minutos. Luego, retíralos y colócalos inmediatamente en un recipiente con agua helada para detener la cocción.
  4. Secado y empaquetado: Una vez que los espárragos estén fríos, sécalos suavemente con papel absorbente. Luego, colócalos en bolsas de congelación o recipientes herméticos, asegurándote de eliminar todo el aire posible antes de sellarlos.
  5. Etiquetado y congelación: Escribe la fecha en las bolsas o recipientes y colócalos en el congelador. Los espárragos se pueden conservar hasta por 8 meses en el congelador.

Ahora tienes todos los conocimientos necesarios para conservar los espárragos blancos frescos en el congelador. Asegúrate de seguir estas instrucciones y podrás disfrutar de su sabor y textura durante mucho tiempo.

Deja un comentario