Cómo Aliñar el Salpicón de Marisco Congelado

El salpicón de marisco congelado es una opción rápida y deliciosa para disfrutar en cualquier ocasión. Con unos simples aliños como aceite de oliva, limón, sal y perejil, podrás potenciar su sabor al máximo. ¡Prueba esta receta y sorprende a tus invitados con un plato fresco y sabroso!

Una deliciosa receta: cómo preparar el salpicón congelado

El salpicón congelado es una deliciosa receta que puedes preparar en cualquier momento del año. Esta versátil y refrescante preparación es perfecta para disfrutar en días calurosos o como entrada en una cena especial.

Para preparar el salpicón congelado, necesitarás los siguientes ingredientes frescos y coloridos: tomates maduros, pepinillos en vinagre, cebolla morada, pimiento verde y rojo, limones jugosos, aceitunas verdes, aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.

Comienza cortando los tomates, pepinillos y cebolla en pequeños cubos. Pica los pimientos en tiras finas y deshuesa las aceitunas. En un recipiente grande, mezcla todos los ingredientes y exprime el jugo de los limones. Añade el aceite de oliva, la sal y la pimienta, y mezcla bien.

Una vez que todos los ingredientes estén bien integrados, coloca el salpicón en un molde apto para congelador y cúbrelo con papel film. Deja que se congele durante al menos 4 horas.

Al servir, puedes decorar el salpicón con hojas de albahaca fresca y acompañarlo con tostadas o pan crujiente. ¡Disfruta de este refrescante y sabroso plato!

Deja un comentario