Cocido Madrileño – Karlos Arguiñano

El famoso chef Karlos Arguiñano comparte su receta del delicioso y tradicional cocido madrileño. Descubre los secretos para preparar este plato lleno de sabores y aromas que te transportarán a la gastronomía de la capital española. ¡No te pierdas esta deliciosa receta que hará las delicias de todos en tu mesa!

Ingredientes

Preparación

  1. En una olla grande, poner a cocer los garbanzos en agua con sal durante 12 horas
  2. En una olla aparte, cocinar las carnes de ternera y cerdo junto con el tocino ibérico, los chorizos, las morcillas, el hueso de jamón, el hueso de caña y el trozo de tocino fresco
  3. Mientras tanto, pelar y cortar las patatas, zanahorias, puerro y nabo en trozos medianos.
  4. Pasada la hora de cocción de las carnes, añadir las verduras a la olla y seguir cocinando durante 30 minutos más.
  5. En una sartén aparte, calentar un poco de aceite de oliva y añadir los ajos picados
  6. Añadir también la hoja de laurel y la ramita de perejil a la olla.
  7. Cocinar todo junto durante 15 minutos más, o hasta que las verduras estén tiernas.
  8. Servir el cocido caliente en platos hondos, colocando una porción de garbanzos, carne y verduras en cada uno.
  9. Acompañar con un poco de caldo de la cocción y servir con pan.
Cocido Madrileño – Karlos Arguiñano

Descubre qué tipo de carne es ideal para preparar un delicioso cocido

El cocido es un plato tradicional que se disfruta en muchas regiones del mundo. Su base es la carne, y elegir el tipo adecuado es clave para lograr un cocido delicioso y sabroso. A continuación, te presentamos algunas opciones de carne ideales para preparar este exquisito plato.

Receta:  Las Mejores Lentejas de la Abuela

Carne de res: La carne de res es una elección popular para el cocido debido a su sabor y textura. Puedes utilizar cortes como el morcillo, la falda o el osobuco. Estos cortes son ricos en colágeno, lo que le dará una textura suave y jugosa al cocido.

Carne de cerdo: El cerdo también es una excelente opción para el cocido. Puedes utilizar cortes como la panceta, el tocino o la costilla. Estos cortes le añadirán un delicioso sabor y grasa al plato, haciéndolo aún más sabroso.

Carne de pollo: Si prefieres una opción más ligera, el pollo es perfecto para ti. Puedes utilizar muslos, pechugas o incluso un pollo entero. La carne de pollo le dará un sabor suave y delicado al cocido.

Recuerda que la elección de la carne dependerá de tus preferencias personales y del tipo de cocido que quieras preparar. Experimenta con diferentes cortes y descubre cuál es tu combinación favorita. ¡Disfruta de un delicioso cocido casero!

Descubre el origen del delicioso cocido en España

El cocido es uno de los platos más emblemáticos y deliciosos de la gastronomía española. Este suculento guiso, compuesto por diferentes ingredientes, tiene su origen en tiempos remotos y ha evolucionado a lo largo de los años para convertirse en una auténtica tradición culinaria.

El origen del cocido se remonta a la época medieval, cuando los cristianos, judíos y musulmanes convivían en la península ibérica. Cada cultura aportaba sus propias costumbres y sabores a la cocina, y de esta mezcla surge la base del cocido tal y como lo conocemos hoy en día.

En sus inicios, el cocido era un plato humilde y de aprovechamiento, ya que se utilizaban ingredientes económicos y se cocinaba lentamente en una olla. Con el paso del tiempo, este guiso se fue refinando y adquiriendo mayor variedad de ingredientes, como carnes, embutidos, legumbres y verduras.

Receta:  Receta: Crema de Puerros sin Patata

Hoy en día, el cocido se ha convertido en un plato estrella de la gastronomía española, con diferentes versiones según la región. En Madrid, por ejemplo, se sirve el famoso cocido madrileño, que se caracteriza por sus tres vuelcos: sopa, garbanzos con verduras y carnes. En otras zonas de España, como Galicia o Asturias, se prepara el cocido gallego o asturiano, con sus propias particularidades y sabores.

Descubre el origen y la diversidad del delicioso cocido en España, un plato que ha sabido adaptarse y perdurar en el tiempo, conquistando paladares y convirtiéndose en una auténtica joya de la gastronomía española.

Deja un comentario