Calabacín rebozado con jamón y queso

El calabacín rebozado con jamón y queso es una deliciosa opción para disfrutar como entrante o como acompañamiento. Su combinación de sabores crea una explosión de gusto en cada bocado. Una receta sencilla y rápida de preparar que sorprenderá a tus invitados. ¡No dudes en probarla!

Anuncio

Ingredientes

Preparación

  1. Cortar el calabacín en rodajas delgadas.
  2. En un plato, mezclar harina, sal y pimienta.
  3. Pasar las rodajas de calabacín por la mezcla de harina, asegurándose de que queden bien cubiertas.
  4. En otro plato, batir los huevos.
  5. Pasar las rodajas de calabacín por los huevos batidos.
  6. En otro plato, mezclar pan rallado con sal y pimienta.
  7. Pasar las rodajas de calabacín por la mezcla de pan rallado, cubriéndolas completamente.
  8. Calentar el aceite en una sartén a fuego medio-alto.
  9. Freír las rodajas de calabacín en el aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes.
  10. Retirar las rodajas de calabacín de la sartén y colocarlas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  11. Colocar una loncha de jamón y una porción de queso sobre cada rodaja de calabacín.
  12. Doblar las rodajas de calabacín por la mitad, formando un sándwich con el jamón y queso en el interior.
  13. Colocar los sándwiches de calabacín en una bandeja apta para horno.
  14. Precalentar el horno a 180°C.
  15. Hornear los sándwiches de calabacín durante unos minutos, hasta que el queso se haya derretido.
  16. Retirar del horno y servir caliente como aperitivo o acompañamiento.
Calabacín rebozado con jamón y queso

Deja un comentario