Buñuelos de Calabaza y Yogur

Los buñuelos de calabaza y yogur son una deliciosa opción para disfrutar en el desayuno o como postre. La combinación de la dulzura de la calabaza con la cremosidad del yogur crea un sabor irresistible. Además, son fáciles de hacer y se pueden acompañar con miel, azúcar glas o simplemente solos. ¡Una opción perfecta para consentirnos en cualquier ocasión!

Ingredientes

Preparación

  1. En un tazón grande, mezclar el puré de calabaza, el yogur natural y los huevos hasta que estén bien combinados.
  2. Agregar la harina, el polvo de hornear, la canela en polvo, la nuez moscada y la sal a la mezcla y revolver hasta obtener una masa suave.
  3. Calentar aceite en una sartén grande a fuego medio-alto.
  4. Tomar cucharadas de la masa y dejar caer cuidadosamente en el aceite caliente
  5. Retirar los buñuelos del aceite y colocarlos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  6. Opcionalmente, espolvorear los buñuelos con azúcar en polvo antes de servir.
  7. Disfrutar de los buñuelos de calabaza y yogur como postre o merienda.
Buñuelos de Calabaza y Yogur

Descubre el contenido calórico de un delicioso buñuelo de calabaza

Los buñuelos de calabaza son una delicia tradicional en muchas culturas. Su sabor dulce y textura suave los convierten en un postre irresistible para muchos. Sin embargo, antes de darte un gusto con un buñuelo de calabaza, es importante conocer su contenido calórico.

Receta:  Fondue de queso: opciones deliciosas para acompañar

En promedio, un buñuelo de calabaza tiene alrededor de 250 calorías. Esto puede variar dependiendo del tamaño y los ingredientes utilizados en su preparación. Los buñuelos de calabaza suelen estar hechos de una mezcla de harina, calabaza, azúcar y especias, que se fríen en aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes.

Si estás cuidando tu ingesta de calorías, es importante tener en cuenta que un solo buñuelo de calabaza puede representar una cantidad significativa de calorías. Sin embargo, también puedes optar por versiones más saludables de este postre, como los buñuelos al horno o los buñuelos de calabaza sin azúcar añadido.

Recuerda que disfrutar de un buñuelo de calabaza de vez en cuando como parte de una alimentación equilibrada no tiene por qué ser un problema. Lo importante es siempre tener en cuenta las porciones y moderar el consumo de alimentos ricos en calorías.

Deja un comentario