Bizcocho con leche de almendras

Descubre cómo hacer un delicioso bizcocho utilizando leche de almendras como ingrediente principal. Una opción perfecta para aquellos que buscan alternativas vegetales en sus recetas de repostería. ¡Sorprende a tus invitados con un postre saludable y lleno de sabor!

Ingredientes

Preparación

  1. Precalentar el horno a 180°C.
  2. En un bol, batir los huevos junto con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa.
  3. Añadir la leche de almendras y el aceite de girasol a la mezcla de huevos y azúcar
  4. Tamizar la harina, la levadura en polvo y la sal sobre la mezcla líquida
  5. Añadir la esencia de vainilla y mezclar nuevamente.
  6. Verter la masa en un molde previamente engrasado y enharinado.
  7. Hornear durante aproximadamente 40-45 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del bizcocho, este salga limpio.
  8. Sacar el bizcocho del horno y dejar enfriar en el molde durante unos minutos antes de desmoldar sobre una rejilla.
  9. Dejar enfriar completamente antes de espolvorear con azúcar glas (opcional).
  10. Cortar en porciones y servir.
Bizcocho con leche de almendras

Deliciosas opciones con la leche de almendras para disfrutar

La leche de almendras es una opción deliciosa y nutritiva para aquellos que buscan alternativas a la leche de vaca. Esta bebida vegetal se obtiene al triturar almendras con agua y luego filtrar la mezcla resultante. Además de ser una excelente opción para las personas intolerantes a la lactosa o alérgicas a la leche de vaca, la leche de almendras también ofrece varios beneficios para la salud.

Receta:  Bizcocho de Castañas y Mascarpone

Una de las ventajas de la leche de almendras es su bajo contenido de calorías, lo que la convierte en una opción ideal para aquellos que desean perder peso o mantenerse en forma. Además, contiene grasas saludables, como los ácidos grasos omega-3, que son beneficiosos para el corazón.

Otra forma de disfrutar la leche de almendras es utilizándola como base para batidos y smoothies. Puedes combinarla con frutas, como plátanos, fresas o mangos, para crear una bebida refrescante y llena de sabor.

Si eres amante del café, puedes agregar un chorrito de leche de almendras a tu taza de café para darle un toque cremoso y delicioso. También puedes utilizarla en la preparación de postres, como flanes o helados, para obtener un sabor único y suave.

Deja un comentario