Aleta de Ternera en Salsa

La aleta de ternera en salsa es un plato delicioso y fácil de preparar. Con una carne tierna y jugosa, y una salsa llena de sabor, es una opción perfecta para una comida especial o una cena en familia. Acompáñala con patatas asadas o arroz blanco y disfruta de esta deliciosa combinación de sabores.

Ingredientes

Preparación

  1. Salpimentar la aleta de ternera por ambos lados.
  2. Calentar aceite de oliva en una cacerola grande a fuego medio-alto.
  3. Dorar la aleta de ternera en el aceite caliente hasta que esté bien sellada por todos los lados
  4. En la misma cacerola, agregar la cebolla, las zanahorias y los ajos picados finamente
  5. Añadir la hoja de laurel, el tomillo y el romero a la cacerola y cocinar por unos minutos más.
  6. Agregar la harina a la cacerola y mezclar bien para hacer un roux.
  7. Verter el vino blanco y el caldo de carne en la cacerola, y revolver hasta que la salsa esté suave y sin grumos.
  8. Devolver la aleta de ternera a la cacerola y cubrirla con la salsa.
  9. Reducir el fuego a bajo, tapar la cacerola y cocinar a fuego lento durante aproximadamente 2 horas, o hasta que la carne esté tierna.
  10. Retirar la aleta de ternera de la cacerola y cortar en rodajas antes de servir.
  11. Si se desea, espolvorear perejil picado sobre la carne antes de servir.
  12. Servir la aleta de ternera en salsa caliente acompañada de la salsa de cocción y guarniciones opcionales como puré de patatas o verduras al vapor.
Aleta de Ternera en Salsa

Descubre todos los secretos del delicioso redondo de ternera

El redondo de ternera es un corte de carne jugoso y tierno, que se puede cocinar de muchas maneras para deleitar a tus invitados. Si quieres sorprender con un plato exquisito, es importante conocer todos los secretos de esta pieza de carne.

Receta:  Salsa para Redondo de Ternera y Cerdo

Para empezar, es fundamental elegir un buen redondo de ternera. Debe ser de calidad, con un color rojo intenso y una grasa blanca y brillante. Asegúrate de que el corte tenga un buen marmoleo, es decir, pequeñas vetas de grasa que le aportarán jugosidad y sabor.

Una vez que tengas el redondo de ternera perfecto, es hora de prepararlo. Puedes optar por marinarlo con hierbas aromáticas como romero, tomillo o laurel, para potenciar su sabor. También puedes hacer pequeños cortes en la carne e insertar ajos o panceta para darle un toque extra de sabor.

El redondo de ternera se puede cocinar al horno, en la olla de cocción lenta o en la olla a presión. Si lo cocinas al horno, asegúrate de sellarlo primero en una sartén caliente para que conserve sus jugos. Luego, cocínalo a una temperatura baja y lenta para que quede tierno y jugoso.

Sirve el redondo de ternera en rodajas finas, acompañado de una deliciosa salsa de tu elección. Puedes servirlo con patatas asadas, puré de patatas o una colorida ensalada. ¡No olvides añadir un toque de sal y pimienta para realzar su sabor!

Descubriendo los secretos de la aleta de ternera

La aleta de ternera es una parte muy especial y deliciosa de la carne de ternera. Esta pieza, ubicada en la parte trasera del animal, se caracteriza por su forma alargada y plana, lo que la convierte en una opción ideal para cortar en filetes finos y jugosos.

Uno de los secretos para disfrutar al máximo de la aleta de ternera es su preparación adecuada. Para lograr una textura tierna y jugosa, es importante marinarla previamente con especias y condimentos de tu elección. Además, se recomienda cocinarla a fuego medio-alto para sellar los jugos y luego terminarla a fuego bajo para asegurar una cocción uniforme.

Receta:  Pollo Relleno con Salsa de Manzana

En cuanto al sabor, la aleta de ternera es muy versátil y se puede combinar con una variedad de ingredientes. Puedes prepararla al estilo mediterráneo, sazonada con hierbas como el romero y el tomillo, o darle un toque más exótico con especias como el comino y el curry. Sea cual sea tu elección, el resultado será un plato lleno de sabor y textura.

La aleta de ternera también es una excelente opción para preparar asados. Su forma plana permite una cocción uniforme y su carne jugosa se vuelve aún más deliciosa al hornearse lentamente con verduras y caldo de carne.

Deja un comentario