Adobo para Pechuga de Pollo

El adobo es una excelente opción para sazonar la pechuga de pollo y darle un sabor delicioso. Puedes mezclar especias como ajo, pimentón, comino y sal para lograr un adobo casero y sabroso. Asegúrate de marinar la pechuga durante al menos 30 minutos antes de cocinarla para que absorba todos los sabores. ¡Disfruta de una pechuga de pollo jugosa y llena de sabor con este adobo casero!

Ingredientes

Preparación

  1. En un tazón grande, mezclar el jugo de limón, la salsa de soja, el aceite de oliva, el ajo en polvo, la cebolla en polvo, el pimentón dulce, el comino molido, el orégano seco, la sal y la pimienta negra molida.
  2. Remover bien la mezcla hasta que todos los ingredientes estén completamente incorporados.
  3. Colocar las pechugas de pollo en un recipiente y verter el adobo sobre ellas.
  4. Asegurarse de que todas las pechugas estén bien cubiertas con el adobo y dejar marinar en el refrigerador durante al menos 30 minutos, pero se recomienda dejarlo marinar por 2 horas para obtener mejores resultados.
  5. Pasado el tiempo de marinado, retirar las pechugas de pollo del adobo y cocinar a la parrilla, a la plancha o en el horno, según tu preferencia.
  6. Cocinar las pechugas de pollo hasta que estén bien cocidas y doradas por ambos lados.
  7. Retirar del fuego y dejar reposar durante unos minutos antes de servir.
  8. ¡Disfrutar de las deliciosas pechugas de pollo marinadas con este adobo lleno de sabor!
Adobo para Pechuga de Pollo

Descubre la cantidad de calorías en el adobo de pollo

El adobo de pollo es una deliciosa opción para sazonar y marinar esta popular carne blanca. Sin embargo, es importante tener en cuenta cuántas calorías aporta esta preparación, especialmente si estás siguiendo una dieta o quieres mantener un estilo de vida saludable.

Receta:  Albóndigas de Pollo en Airfryer

La cantidad de calorías en el adobo de pollo puede variar dependiendo de los ingredientes que utilices. Por ejemplo, si utilizas aceite de oliva, este aportará aproximadamente 120 calorías por cada cucharada. Si prefieres utilizar aceite vegetal, estarás sumando alrededor de 120 calorías por cada cucharada también.

Otro ingrediente común en el adobo de pollo es el vinagre, el cual no aporta calorías significativas. Sin embargo, si agregas azúcar o miel para equilibrar el sabor, ten en cuenta que estarás añadiendo alrededor de 50 calorías por cada cucharada de estos endulzantes.

Además de estos ingredientes básicos, puedes agregar especias y hierbas para darle sabor al adobo de pollo. Estos ingredientes suelen ser bajos en calorías y aportan beneficios para la salud. Algunas opciones populares incluyen el ajo, la cebolla, el pimentón, el orégano y el comino.

Descubre todos los secretos de una deliciosa pechuga de pollo

La pechuga de pollo es una de las partes más versátiles y saludables de esta ave. En este artículo, te revelaremos todos los secretos para preparar una deliciosa pechuga de pollo.

Lo primero que debes tener en cuenta es elegir una pechuga de pollo fresca y de buena calidad. Asegúrate de que esté libre de grasa y piel, para obtener una opción más saludable.

Una vez que tengas la pechuga de pollo, puedes marinarla para darle más sabor. Mezcla tus condimentos favoritos, como ajo, pimienta, sal, limón y hierbas frescas, y déjala reposar en la nevera durante al menos una hora. Esto hará que la carne absorba todos los sabores y quede más jugosa al cocinarla.

Receta:  Fajitas al Horno con Queso

Para cocinar la pechuga de pollo, tienes varias opciones: a la parrilla, al horno o a la sartén. Si prefieres una opción más saludable, te recomendamos la parrilla o el horno, ya que requieren menos aceite. Asegúrate de cocinarla a fuego medio para que se cocine de manera uniforme y no se seque.

Recuerda que la pechuga de pollo está lista cuando alcanza una temperatura interna de 165°F (74°C). Utiliza un termómetro de cocina para asegurarte de que esté bien cocida. Déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla, para que los jugos se redistribuyan y obtengas una carne más jugosa.

Ahora que conoces todos los secretos, ¡disfruta de una deliciosa pechuga de pollo preparada por ti mismo!

Deja un comentario